31 de julio de 2008

LA GRACIETA

Un blog puede tener una labor solidaria sin intentarlo y hasta sin saberlo. Es el caso del blog personal de Lluis Suñé, concejal de ICV y cabeza de lista del partido en Tarragona. El cachondo colgó una foto de dos niños andrajosos y una cabecera que decía SOS: Extremadura te necesita (en inglés, que los catalanes son muy cultos ¿o es fobia al castellano?). Era una ironía sobre la siempre supuesta falta de solidaridad del pueblo catalán con el resto de España. Y digo que hay una labor social en esto porque gracias a esta gracieta la ciudadanía y, sobre todo, sus votantes, han conocido el verdadero calado de este pendejo. Ahora el que le vote no puede decir que iba engañado, ya sabe como se las gasta y por donde cojea el cachondo, así que.
¿Qué reflexiones hago sobre esto?. Que ayuda muy poco a cambiar la imagen (esa parecía ser la idea) que desde España (sí, España) tenemos sobre los catalanes (el que la tenga, claro). Si su objetivo era evidenciar la solidaridad creo que no es que le haya salido el tiro por la culata, sino que se ha metido él solito la escopeta por el culo, que es donde tiene la gracia. Por suerte en Cataluña viven más de siete millones de personas y no todos son tan graciosos como Lluis. De todos modos, se trata de un blog personal y tiene todo el derecho a poner lo que considere oportuno. Y, claro, nosotros de opinar. Porque su broma, vista desde el prisma de un catalanista, a poco que tengas un poco de raciocinio (cuestión esta que no nos asegura por se concejal ni por escribir un blog) es como tirar mierda a un ventilador. En Cataluña viven casi un millón de personas no catalanas. Si a eso añadimos los hijos (que sí son catalanes) de los que un día vinieron, catalanes, lo que se dice catalanes de pura cepa debe haber menos de lo que creen y les gustaría. ¿Y Extremeños o hijos de extremeños?. Pues el número debe de ser elevadísimo (y con derecho a voto, señor Lluis, que mira que llega a ser usted torpe). Lo dicho, mierda a un ventilador. Y ha pedido perdón, que me parece bien, pero ¿por qué lo ha hecho?¿por los votos?¿por los extremeños?¿por un repentino ataque de empatía y de raciocionio?.
En fin, que yo, mientras pueda, seguiré yendo a Extremadura que la gente me trata muy bien, se come de maravilla y es una tierra maravillosa en la que jamás vi a un niño pidiendo en la calle. Y claro, antes iré a un pueblo del entorno catalán, que es donde suelo veranear. Entre otras cosas porque a mi las fronteras me importan tanto como Lluis, vamos, una mierda.

MICROS

Clases de solfeo desde niño. Socio infantil de todos los museos de la ciudad. Campamentos de la cultura. Clases de artes plásticas. Cines, teatros, exposiciones, los miles de libros de casa y, en cambio, cuando su hijo marcó el gol del triunfo se sintió desconcertadamente orgulloso.

30 de julio de 2008

HUMORISTAS

¿Cual ha sido el mejor humorista de la historia?. Evidentemente esta pregunta me la hago a mí mismo, por lo que solo incluyo en la respuesta a humoristas que me hicieran reir a mí. En primero lugra me saldría Martes y trece y su inmortal empanadilla de Móstoles. Es un hito, no lo vamos a negar. Ayudó que luego el duo estuviera una década descojonando al personal nochevieja tras nochevieja, pero por aquel esqueche ya mereció la pena su nacimiento. Pero claro, tirando del hilo ¿cómo no mencional el teléfono de Gila?. Ese momento llamando al enemigo para preguntar cuantos van a atacar al día siguiente, porque no tienen balas para todos y que casi mejor que se las tiren y ellos se las vayan repartiendo, me hace sonreír cada vez que lo recuerdo. Tampoco me podría olvidar de Faemino y Cansado, que aunque en sus últimas actuaciones en lo que a mí respecta me dieron más de lo segundo que de lo primero, adornaron mis mañanas infantiles con sus muertes históricas en Cajón de sastre. Ahora, haciendo este panteón de la risa, vienen dando codazos los últimos de la fila. Además, claro, de mi pareja, con la que también he echado horas de risa. Son dos fundamentalmente. Unos me acompañaron las mañanas camino de la universidad y en los primeros años de trabajo, y son Gomaespuma, que si he de ser sinceros, les daría el top sin dudarlo, y el equipo que me relajó en los atascos estos últimos años, No somos nadie y Pablo Motos. Creo que aquí les he puesto a todos. Así que me dispongo a decir, uno de ellos ha de ser el mejor. Y pienso ¿cómo?. Pues fácil, el o los que más me hayan hecho reír, los que más me hayan hecho llorar de risa. Y entonces entra con fuerza un último candidato, se aupa en el podio y recibe las flores de las azafatas y el trofeo que le otorga ser el mejor humorista de mi vida: mi hijo. Con nadie me he reído tanto, con nadie me ha dolido tanto la tripa de risa ni he llorado hasta tener que pedir basta, una tregua.

MICROS


¡ Nos tratan como a borregos !, mascullaba Ramón, en el areopuerto Kenedy el mismo Ramón que semanas atrás se manifestaba a grito pelado contra la invasión de extranejeros en su país.

Es un grupo diferente. Y no lo digo porque La excepción sean de mi barrio, de mi nuevo y carabanchelero barrio. Sino porque lo son. Además de músicos especiales (hacen un rap caló y urbano muy fresquito y luchador) son personas tan normales que hacen de su nombre un lema. En El país me enteneré de que tenía un programa de radio semanal que grababan y colgaba luego en su güeb así que me dije, pues nada, esta semana lo recomendamos en la blogsfera. Y en eso estamos, ahí va, radio taraska...allí os esperan el Langui, el Rellenito Makeijan, La Dako o al Josete...

29 de julio de 2008

LA LLAMADA


El fin de semana hemos recibido un par de llamadas un tanto extrañas. Quizá lo sean por mi naturaleza desconfiada. Lo cuento: la primera la recibió mi pareja. No estaba en casa y quería hacer algunas preguntas sobre la conexión a internet, sobre el consumo, si estábamos contentos etc. El acento era extranjero, argentino o venezolano. Ella escurrió el bulto diciendo que su marido, que era quien llevaba esos temas, no estaba en ese momento en casa. Por la tarde fui yo el que contesté. No sabía nada de la llamada anterior, así que cuando una voz melosa argentina (esta vez de hombre) preguntó por mi pareja, le dije que un segundo, que ahora se ponía. Al contestar revisé la numeración y me pareció familiar, como de la zona, así que a lo mejor era algún amigo gastándonos una broma. Ella me dijo entonces, ah, no, serán los del adsl. Bueno, dije, ella no se puede poner, pero dígame. Es que hemos recibido una incidencia de Orange y...espere, yo no soy de Orange y cuando recibimos una llamada comercial suele ser através de una centralita y no aparece el número de teléfono, creo que debería explicarme- le dije- por qué me llama desde un teléfono particular y como conoce el nombre de mi esposa y tiene este número. Ya le digo, me repitió, tenemos una incidencia de orange...ya, y yo le repito que no me gusta nada esta llamada y que me explique por qué la hace. ¿No la entiende?, continuó, pues debería de ser un poco coherente con lo que dices. ¿Perdone?, ¿coherente?, mire, le cuelgo y busco la coherencia.

Luego me arrepentí, no tenía que haber colgado, tenía que haberle hecho más preguntas, para qué empresa trabajaba, dónde estaba la oficina, de qué empresa había recibido la incidencia, por qué pensaba que teníamos contratado Orange, etc. El caso es que preferí colgar, pero me dejó mal sabor de boca. Efectué algunas búsquedas y no logré saber el titular del número. Es más, devolví la llamada y me contestó una persona mayor (o una joven haciéndose pasar por) que me aseguraba que aquel era un teléfono particular.
¿Qué pienso de estas llamadas?, pues me dejo llevar y creo que fácilmente pueden ser ladrones de casas haciendo sus cuadrantes. Ven si hay personas mayores en casa, con las preguntas sobre el adsl detectan si pasas mucho tiempo en casa, a que horas sueles conectarte etc, etc. Mi consejo desconfiar de todas las llamdas, no dar jamás un dato, ni cuando pidan confirmación de alguno, todas las peticiones que sean por escrito.

El trastero social ha dicho.

MICROS

Sí señora, claro que aceptamos cambios, pero no le voy a dar dos dependientes de 3o años a cambio de su marido. ¿Ves?- apostilla el marido- te dije que sin ticket no tenías nada que hacer.
Esta sección está siendo una grata sorpresa, porque nos ha devuelto a la actividad semanal del blog a A.M. Aquí nos deja otra perlita de todo un cinéfilo:

Dos monstruos como Caterine Hepburn y Spencer Tracy protagonizan "LA COSTILLA DE ADAN", Una comedia. Ella es abogado y el fiscal y ademas son matrimonio. Se enfrentan en un caso en el que una mujer pilla a su marido con otra y le dispara varias veces hiriendole. La abogada utiliza mil artimañas y consigue que declaren a la mujer inocente. Durante toda la pelicula un amigo comun intenta seducir a la abogada entre bromas y veras. La noche del veredicto del juicio estan celebrandolo la abogada y el amigo en una actitud inocente pero equivoca, entonces entra el juez saca una pistola y les dice "os voy a matar a los dos" ella aterrorizada se pone delante del amigo y le dice "no puedes hacerlo. no tienes derecho a matarnos, nadie tiene derecho a matar" entonces el juez se mete el cañon de la pistola en la boca y le da un mordisco, la pistola era de regaliz, "eso es lo que queria oirte decir".

Os dejo también alguna escena:

28 de julio de 2008

MEGATÉRMINOS

Me encantan las series infantiles de ciencia ficción. Spiderman es mi favorita. Ahí aparecen una serie de términos científicos que realmente me hacen reír. Puertas interdimensionales, energías megacósmicas, androides con rayos ultracatódicos, neutralizadores de isótopos, ionizadores de partículas translacinales, láser de megatones, sintetizador se masas atómicas, líquidos simbiónticos, metales biológicamente adaptables, bipolarizador imantado de segmentos sedificantes. Cuanto más rimbombante, cuanto más rebuscado, cuanto más imcomprensible, más realista parece la serie o la película. Me encanta el esfuerzo de los guionistas por teñir con una patina científica sus alocadas e increibles aventuras. Siempre hay una explicación. Ningún superhéroe lo es sin más. O viene de un planeta lejano (superman) o una araña y su casual picadura radiactiva lo convierte en un salvador más. Hay tantos supers que me imagino las convenciones internacionales. ¿Quien sería el presidente?. Me inclino por Batman, ese aire místico y oscuro le daría a la presidencia el toque se merece. Llegaría con su batmóvil con propulsores semánticos de lactancia metafórica. En la mesa de presidencia bien pudiera estar Dardevil, con los sensores logísticos de tragaluces plásmicos, que le permiten ver sin ver. También me imagino en esa presidencia a Hulk, con los rebrotes rebobínicos de sus músculos metalúrgicos. El hombre de hierro, hijo no reconocido de Margaret Thatcher e inventor del mentiloliquio, un líquido no hiperbólico lleno de metáforas. Cerraría la presidencia de turno uno de los cuatro fantásticos (a elegir) delegado comercial de una marca de cosméticos especializada en pintura de labios con alegoricol, sustancia que permite elogiar a velocidad de poeta. No tengo claro si el mundo estaría a salvo gracias a ellos, o como bien explicó la ínclita Los increibles el verdadero peligro lo sería ellos. Pero no debemos preocuparnos, si nos molestan demasiado, bastaría con hablar con Forges, el maestro de los maestros en inventar Pillatoloquepuedómetros y Salvesequienpudáfonos, muy útiles con superhéroes díscolos.

MICROS


Nunca imaginó vivir una situación así: despedir a su padre, a su padre, a sus hermanos y hasta a un sobrino. Claro, que jamás pensó que se encontraría tan solo como para contratar una familia postiza.

Rubén juega con sus clicks. Los padres escuchan sus aventuras, las idas y venidas de piratas, bomberos y demas protagonistas. En un momento determinado se queda en silencio. Pasan los segundos y sigue en silencio. La extrañeza en los padres crece. Hasta que el pequeño se da la vuelta mostrando media docena de clicks a los que les había quitado el pelo. Mirad, chicos, os presento a la familia de calvos.

26 de julio de 2008


¿HASTA DÓNDE?
¿Hasta dónde es posible al ser humano
Asimilar el horror, la crueldad?
¿Hasta qué punto puede convivir
Con el espanto de sus semejantes
Ataviado de insensibilidad
Y la más atroz inmisericordia?
¿Dónde se encuentran los sórdidos límites
De la brutalidad que nos carcome?
¿En torno a la cúpula de Gembaku,
tal vez? ¿Con los que no regresarán
Con sus madres a la Plaza de Mayo?
¿En campos de exterminio de Pol Pot?
¿En tormentas de napalm calcinando
Con su aliento de ocasos encendidos?
¿En el Kurdistán o el Holomodor?
¿O en el millón largo de muertos de Auschwitz,
Hoy vengados con sangre de inocentes
En la franja de Gaza?
¡Ha sido tan prolija la estirpe de Caín,
Tan vasta!, que quizá no exista un límite;
Mas de existir podría hallarse dentro
De la pupila de un niño soldado,
En su marchita inocencia sin culpa,Jugando a la pelota con la muerte.

25 de julio de 2008

ERUCTO


El eructo es la liberación de gas del tracto digestivo (principalmente del esófago y estómago), a través de la boca. A menudo es acompañado de un sonido característico. Se produce cuando una burbuja de aire queda en el estómago. Por eso cuando alguien bebe alguna bebida gasificada acumula demasiado aire y debe expulsarlo. En el mundo occidental, el eructo audible se considera descortés, generalmente tanto como las flatulencias.
En cambio, cuando sale del diminuto cuerpecito de un bebé, madre naturaleza, ¡ que descanso !.

MICROS


La vio pasar, agazapado entre los matorrales, y sintió una punzada en el estómago. Comprendió entonces lo cerca que estaba el amor del odio. Un simple paso. Y él ya lo había dado.


Esta semana el cultureta no recomienda una película de cine (sí, de cine). Se trata de una película infantil: Kung fu panda. Una película de Dreamworks que cumple el historial de la casa: divertida, poco moralista, con gags para todas las edades (perfecta a partir de los cinco años) e inteligente. Es una mezcla entre Sreek y Mulan, con algunos toques del libro de la selva. Goza de la fórmula mágica para el éxito comercial de este tipo de películas, chistes para mayores y golpes tontos que provocan la hilaridad de los más pequeños. Totalmente recomendable, una buena tarde de palomitas, butacas y risas. Además, por nuestra parte, después de ver como nuestro hijo imitaba al Panda al grito de uauauaua, yaca, yaca, yaca...mereció totalmente la pena: http://www.youtube.com/watch?v=GEgk9XsFCR0

video

24 de julio de 2008

CICLISMO

¿Qué me pasa con este deporte?. Mi olimpo de los dioses deportivos está preñado de sus hazañas. Arroyo, Perico o Indurain (madre, el Miguelón) son parte de mi infancia, como el chapoteo en la playa, las tardes interminables de verano en el barrio, el patio del colegio o los primeros escotes furtivos. Recuerdo salir de clase y correr hacia casa para poder ver el final de la etapa. Las siestas ya no eran siestas si Perico se la jugaba en el Alpe D´Huez. La de horas que le habré regalado a Indurain hasta verle ganar sus cinco Tours, como cinco soles. Y ahora, cuando vuelvo a casa del trabajo, si están con la etapa, cambio de emisora y ponga música. Hay un español líder después de una etapa que intuyo apasionante y los últimos Tours han sido nuestros, pero...Sería fácil caer en la tentación y pensar que es la madurez, la falta de tiempo y todo eso de lo que hablamos tanto en este blog. Pero no, creo que hay algo más, hay implícito un rechazo que no racionalizo. Sé que la sombra del doping tiene algo que ver, pero es que tampoco censuro esta práctica. Creo que subirse a una bicicleta y hacer 250 kilómetros entre peñotes durante dos semanas seguidas es ya una locura para el cuerpo y supongo que para la mente, así que buscar ayuda adicional en las frascos de un laboratorio me parece una tentación demasiado lógica. Que sí, que es hacer trampa, todo lo que queráis, pero aquí, de verdad, siendo sinceros, dejándonos de medias tintas y de formulismos y educaciones, lo que se castiga es ser pillado. Si no te pillan, si te drogas como un yonki del tubular y nadie se entera jamás pasarás a la historia y listo. Ahora, si te pillan, pagarás por las sospechas de todos los demás. Todo esto lo tengo claro, tengo claro que no quiero demonizar a nadie. Entonces ¿por qué cada día me interesa menos un deporte que me apasionaba hace apenas una década?.

MICROS


Quien lo contrató lo sabía. Era el mejor en su trabajo. Un profesional que jamás había fallado. Él, Cuando apretó el gatillo, pensó que este sería el suicidio más absurdo de la historia.

23 de julio de 2008

Eran como las fiestas del barrio. Y un mito también. Nosotros habíamos pasado de disfrutarlas las tres noches a llevarlo con más tranquilidad, hacer visitras incluso de mañana, el aperitivo (incluso con críos), alguna exposición, y sobre todo los conciertos flamencos, todo un clásico. Era mi pequeña aportación económica a mis creencias, a mis principios. Ya que en mi vida, y hasta en las urnas, me muestro un izquierdista algo remolón (cobarde dicen otros, no les culpo) y hasta un comunista renegado, pagar la entrada para los tres días (que ya era un importe considerable) era mi forma de aportar mi granito de arena económica, mi cuota al partido (que ya no es partido). Las fiestas tenían algo de orgía izquierdista pero también de botellón encubierto. Y con la edad la noche te va desfasando. Incluso en las últimas un grupo de red skin nos hizo sentir verdadera vergüenza izquierdista. Esa parafernalia paramilitar no comulga con mi ideario de respeto. En fin, el caso que todo esto, para lo bueno y para lo malo, se acaba. Y como en otras muchas cosas de las que he hablado y otras de las que hablaré, en este imparable camino a la absoluta madurez, siento que se cierra un ciclo, una puerta. Ahora queda, como siempre, la ventana del recuerdo, que con la edad es el mejor lugar para ver algunas cosas. Supongo que ya no será rentable, que ya no habrá una línea común, que habrá división y miles de razones, pero que este año no haya fiestas del PCE me deja realmente huérfano, creo que septiembre, la vuelta al cole, será esta vez, después de una década, bastante más dura, no tengo en el horizonte el tercer fin de semana de septiembre, con mi tradicional visita al viejo recinto ferial para las ya extintas fiestas del Partido Comunista...

MICROS


Al cerrar la puerta siente en su cuerpo todavía el dulce aroma del adulterio. Se promete que será la última vez, aunque sabe que la promesa durará lo que tarde en enfilar de nuevo la calle, llamar a la puerta y contestar, soy yo, abre...
La primera noticia que tuve del barrio no era muy halagüeña: llevamos a mi abuela a aquel lugar que a mi me parecía el otro lado del universo para que viera al Papa. Ahora, en cambio, por el espíritu combativo de sus habitantes, ha vuelto a mi universo. Estoy hablando de Orcasitas. Hay un grupo vecinal que ha hecho del sentido colectivo su bandera y de la reivindicación, justa y moderada, hasta divertida, un modus vivendi que envidio. Por eso quería recomendar su página, porque me parecen un ejemplo. Y para ejemplo su última iniciativa: durante años lucharon por soterrar las torres de alta tensión. Pues ahora que lo han logrado quieren hacer un monumento con el amasijo de hierros de la última de ella. Toda una poesía social hecha metal. Ahí va su página:


22 de julio de 2008

AYUDA

Sí, necesito vuestra ayuda. Esta mañana he escuchado una noticia y estoy seguro de que no la he escuchado bien. Ya sabéis, el atontamiento matutino, el ruido de los coches, la cabeza que se te va con el trabajo o esa incómoda tosecita del pequeño. Resulta que a nuestro querido Nanysex (ya sabéis, el cuidador de niño juzgado por pederastia) no se le ha podido culpar de no sé que cargo por no poder demostrar la fiscalía la resistencia de los niños. Evidentemente me falló el oído en muchas cosas, no sé el cargo por ejemplo, pero sobre todo en la formulación esa de que no han podido demostrar la resistencia de los niños. Estamos hablando de niños de cinco años (a lo sumo) a los que ¿se presupone accedieron voluntariamente a practicar sexo con esto hijo de la gran puta (y que me perdone su madre)?. Es decir, no les dejamos fumar hasta los 18 pero a los 5 ya pueden follar con un adulto de forma consciente y voluntaria. ¿De dónde se sacan estas leyes los jueces?. Un niño de 5 años jamás tendrá la voluntad de practicar juego sexual alguno con un adulto, y si lo hace es porque el adulto ha anulado su voluntad, la maneja y la moldea a su gusto, a su depravado y despreciable gusto. ¿A quien se le ocurre otra variable?. Aquí no es que la fiscalía haya perdido el juicio, es que lo ha perdido la justicia en pleno. Así que, como estoy convencido de que ha sido un problema de mala interpretación, espero vuestras aclaraciones, que seguro habéis escuchado la noticia al completo. Las espero y las necesito, porque estas cosas me dejan tan descolocado que el día no termina de empezar nunca.

MICROS

Después de décadas para lograr descifrar el mayor enigma de la historia de las matemáticas se hizo la más incómoda de las preguntas ¿para qué?.
Nuestro amigo A.M. nos vuelve a regalar una de sus escenas. La película elegida esta semana no es otra que Love Story, un clásico que, según gustos puede ser algo tópica, manida y predecible, pero que tiene su lugar en la historia del cine. Esta es al escena elegida por A.M.:
En LOVE STORY un "niño bien" que detesta a su multimillonario padre y con el que no se habla se enamora y se casa con la hija de un tendero. Un tiempo despues la mujer contrae una enfermeddad incurable que necesita cuidados paliativos en el hospital que no pueden pagar. Desesperado va a casa de sus padres, espera sentado en el despacho y cuando llega su padre, sin ninguna explicacion le dice "necesito que me preste 5000 dolares" el padre le hace una pregunta insustancial que no obtiene respuesta, saca el talonario y le extiende el cheque. El "niño bien" se levanta y cuando va a abrir la puerta para salir se vuelve y le dice "gracias padre". Os dejo algunas imágenes de la película.

21 de julio de 2008

CRUEL IRONÍA

No se me ocurre otra ironía mayor que esta, resulta que por el descenso de la mortandad al volante también ha descendido el número de donaciones de órganos (sobre todo entre los jóvenes) y eso hace que los posibles receptores esperen mucho más tiempo y en algunos casos pierdan la vida. ¿No es cruel?. Matemática vital. La naturaleza. El equilibro. Es una versión postmoderna de los documentales del Serengueti y esa gacela perseguida por la leona. Unos han de morir para que otros puedan vivir.La donación de órganos es, para mí, el mayor acto humanitario que uno puede tener con un semejante. Visto desde el punto de vista ateo no tiene tanto valor, hay que reconocerlo. Estamos "regalando" lo que ya no nos sirve para nada. Así que, librándose de las siempre lastrantes ataduras de las religiones y los diversos más allás, donar órganos no es más que un acto de lógica humanidad. Cuando la gacela ya no es gacela ¿qué más da si las zarpas de la leona o del tigre se adentran en sus carnes?. Tengo mi carné de donante desde hace años, todo el mundo en mi entorno conoce mi deseo de donar órganos, en cambio al final dependerá de la decisión de mis familiares. Incomprensible a todas luces.Pero volviendo al tema de los accidentes de tráfico. Eran la mayor razón de mortandad entre jóvenes menores de treinta años. Estos, a su vez, eran candidatos a ser donantes y por tanto, los posibles receptores jóvenes también. Al reducirse el número de muertos, se reducen también el número de donaciones de órganos jóvenes. Por eso los jóvenes receptores son quienes más están notando este descenso. ¿No es cruel?. Supongo que los padres y el propio receptor no hacen nunca esta reflexión, pero están desesperados porque alguien muera, alguien que pueda darle la vida al paciente en forma de donación. Supongo que no lo hacen, entre otras cosas, porque la espera ya tiene bastante carga de angustia como para añadir elementos morales nuevos.En el periódico, de donde he rescatado la noticia, aparece una historia que creo que sublime para terminar. Una mujer aparece fotografiada sonriente junto a su hija en la cama de un hospital. La pequeña espera una donación de riñón. El de su madre no le es compatible. Por eso ella, la madre, donará el suyo a un tercero. Una compensación. Un agradecimiento indirecto. La vida. El Serengueti. La gacela dejándose zarpear para que su cría siga viva.

Se pasó la vida diciendo mentiras. Todo el mundo le creyó. Llegada la madurez pensó que era buen momento para empezar con la verdad. Pero entonces nadie le creyó. Después no tuvo fuerzas para volver a la mentira.

Hala, mamá, me has dado un susto de vivo.

19 de julio de 2008

ESCENA DEL CRIMEN



Trapos viejos

Qué dolor de aquel tiempo
De renuncia a tu lado:
Mis noches y mis días,
Mi invierno y mi verano,
Mis años y minutos,
Mi albor y mis ocasos,
Quebrándose en jirones
Cual desgastado trapo.
Mas que yo no daría
Por ese ayer cansado
Llenando mi presente
De añicos desgarrados,
Frente a este tiempo muerto
Que agoniza, olvidado,
Cual traje, en un arcón,
Por siempre, almidonado.

18 de julio de 2008

QUE MALA SUERTE

Lo de tener supersticiones me parece un poco cuestión de suerte. Y no deja de ser paradójico que para defender la ausencia de la suerte la utilice. No sé de quien copié esta frase (es demasiado buena para ser de mi cosecha) pero siempre me ha encantado: no soy supersticioso porque da mala suerte.Hace un par de días, en una de las entretenidas comidas laborales, hablamos de esto, de la mala suerte, los males de ojos, las supersticiones. Había quorum en la mesa, cinco mujeres supersticiosas, unas más que otras, dos hombres totalmente ateos en esto de los demonios y los males de ojo. Tanto es así que bromeamos con buena parte de los jueguecitos. Y como estábamos en la mesa, tiramos la sal y nos reímos. Al día siguiente, cuando me dispuse a venir al trabajo, pum, el coche, mi adorado bravito, que decidió tomarse un descanso. No arrancó. Volví a casa, cambié de planes y de coche. Como ambos nos son necesarios fue mi pareja la que se encargó de los trámites. Llamó a la grúa, le ofrecieron una batería pero el importe le pareció excesivo, así que directamente, con el coche arrancado y con un bebé de un mes y medio, se fue al taller. Dejó al peque con la abuela y al doblar un esquina, patapum, un bordillo malediciente y maleducado que se le cruza por el camino y una rueda que se pone fallara y explota con un petardazo. En el taller le recomendaron cambiar ambas porque no tenían el mismo modelo y, a su vez, la batería tampoco era mucho más barata que con el servicio de la grúa. Era fácil, y a eso me refiero con la suerte, pensar que la culpa la tuvo la sal. En cambio, yo prefiero pensar que las baterías tienen una vida relativa, menor cuanto más viejo es el coche, que van dando señales que la mía ya me dio y que los bordillos, cuando acaban en pico y te los comes (literalmente) es fácil que inviten a una visita al taller. Ahora, si eres tendente a la superstición, ¿quién se resiste a la tentación de pensar que estas cosas son ciertas?. Suerte, en el fondo, de eso se trata, de tener la suerte de creer o no creer. ¿Tú crees?.

MICROS

Es un sentimiento brutalmente contradictorio. El alivio que se impone al dolor, al inmenso dolor, de los demás. Su hijo, al menos, ha sido de los que ha logrado sobrevivir.
Hoy el cultureta de buen grado os recomendaría irse de vacaciones. Olvidarse de trabajo (sea este cual sea y puede incluir madres, padres, hijos y hasta amigos) y de la rutina y lanzarse al topiqueo, unas cañas en un chiringuito, gritarle a la montaña en busca del eco, buscar un pueblecito serrano de doce habitantes e intentar entender como pueden aguantar el duro invierno en soledad...en fin, cualquier cosa que nos haga cargar las pilas. Pero claro, no le parece muy factible para el fin de semana, así que propone algo ya muy comentado: quedar con los amigos para cenar. Pero en una terracita, de las muchas que salpican las ciudades y los pueblos, a última hora de la tarde, cuando el sol ha perdido la arrogancia. Entregarse a los placeres de la charla y el tapeo, nos dice, no parece mal plan para ganarle a la partida al calor.

17 de julio de 2008

EXTRAÑA MARAÑA

No es ni morriña ni un plañir el alma con tañidos de nostalgia. No es teñir el futuro, ni amañar el sueño escudriñando la añoranza en busca de alguna pestaña en la mañana que repare el daño. Es cariño, y años. Una maraña de pequeñas ensoñaciones, un guiño de antaño empeñado en lanzarse a los riñones como si no tuvieran dueño, una campaña cruel y enmarañada, huraña y extraña, que araña el centro de mi contraseña diseñando extraños compañeros de viaje que me acompañan sin acompañarme, que me enseñan como apañar el engaño, como teñir, como bañar mi nostalgia, para que la leña del cariño no se apague en un pequeño rescoldo, como un niño asustado que soñó siempre ser señor, o quien sabe si señorita, y que viendo su tamaño se agarró a la caña de su esperanza para trepar por los recuerdos, agarrándose con una simple uña si falta hiciera para alzarse con la victoria sobre el olvido. Extraña maraña esta que me atenaza.

MICROS

He de aceptarlo. Ha pasado el tiempo necesario. Los protocolos de comprobación no mienten. Las teorías han sido todas desmontadas y las expectativas anuladas por completo. No me queda otra, he de reconocer que este experimento ha sido un completo fracaso- dijo dios señalando el globo terráqueo.

16 de julio de 2008

EXCEPCIONES

La vida está llena de ellas. Pero las que más me inquietan son en la aplicación de las normas. Y sobre todo cuando quien ha de cumplirlas es el que hace que se cumplan. Me refiero a los policías. Por ejemplo. ¿Su lugar de trabajo no es la calle?. ¿Pueden por tanto fumar en horario de trabajo?. En principio está prohibido fumar en tu lugar de trabajo. Vale, eso es demasiado exagerado, pero ¿y en el coche?. El coche sí que es su específico lugar de trabajo y ahí fuman si les da la gana y nadie puede multarlos. Y lo mismo ocurre si se saltan un semáforo, ¿quien se lo va a cuestionar?, o si dan una vuelta sobre una doble continua, o van a más velocidad de la debida. Creo que ya hemos hablado de ello, pero al vivir cerca de una comisaría sé que hay muchas urgencias cuando se acerca el cambio de turno, urgencias que, curiosamente, sirena en ristre, terminan en el parking de la propia comisaría. Con esto no cuestiono su trabajo, si no la herramienta que le da el estado a los chulos. Si un chulo macarra decide meterse a policía (probablemete acabe como antidisturbios) es muy complicado que con las herramientas de imposición (porra, armas, coche veloz, posibilidad de saltarse las normas) que le otorga el estado haga uso de ellas con el rigor necesario y en los casos únicamente en los que sea pertinente. Ya no hablo de abuso de autoridad, que merecería otro artículo, sino la relajación en el cumplimiento de las normas generales. Y recuerdo un caso muy claro. Al girar una curva cerca de casa seis o siete policías que salían de la cafetería frente a la comisaria nos hicieron parar (de no haberlo hecho estaría en la cárcel por haberlos atropellado) en mitad de la calzada, a diez metros de un paso de cebra, porque ellos eran la ley y habían decidido que pasaban por ahí. Al recriminarles su actitud con un sencillo ¿y por qué me tengo que parar? me respondió el más chulito, con mirada al estilo Cobra (le faltaba la cerilla, porque las gafas ya las llevaba), que me tranquilizara un poquito. Le faltó decir o te empiezo a revisar el coche y te multo hasta por no llevar antinieblas. Y todo esto lo dice quien tiene dos buenísimos amigos policía. Dos personas extremadamente educadas y respetuosas, pero...

MICROS

Lo malo no era que en diez años de carrera como futbolista no hubiera marcado más que seís goles, sino que cinco de ellos fueran en propia meta.
Nota: es un corto futbolero, pero en el fondo es una metáfora de la vida y los muchos goles en propia meta que nos metemos. De ahí la foto elegida...
Hoy el espacio de la red que voy a recomendar nos lo recomienda, a su vez, nuestro querido poeta de cabecera Rafa. Tal y como nos comenta el poeta, se trata del blog de Antonio Martínez Ron (Madrid, 1976) es periodista. Durante los últimos diez años ha trabajado como redactor y guionista en diferentes cadenas de radio y televisión. Es autor del blog Fogonazos, ganador del premio 20 Minutos al mejor blog de Ciencia y Medioambiente, y colabora con 'Libro de Notas' con su "Guía para Perplejos". Desde agosto de 2007 trabaja como editor y portadista del diario ADN.es, donde también escribe el blog Batisfera. Aquí os dejo el link de sus fogonazos.

15 de julio de 2008

PADRES DIVORCIADOS

Los padres (masculino singular), cuando se trata de divorcios y de custodias de hijos, tenemos todas las de perder. En las rupturas matrimoniales más o menos pacíficas (sin violencia, al menos) y con hijos somos la parte débil. No sé si la sociedad debería ya remontar el vuelo igualitario en ambas direcciones o es lógico mantener este paternalismo con la madre. Es cierto que el vínculo materno filial está a años luz del paterno, sobre todo en los primeros meses y quien sabe si años de la vida de un crío. No voy a negar lo que parece evidente. Pero tampoco me parece justo que por defecto la madre sea la candidata a la custodia y el padre solo lo sea cuando demuestre la incapacidad de la progenitora.
No me resulta difícil imaginar una situación, un divorcio por infidelidad, donde el hombre es el culpable del adulterio. La madre, a modo de venganza, le complica las visitas a los hijos. Que se joda, por bragueta fácil. Ya, ahora me diréis que los hijos no tienen la culpa y que una madre no haría jamás eso. Ya, ya, hagamos un ejercicio de empatía, ¿dejarías ( tú, madre) a tus hijos con su padre sin remilgos después de que se follara repetidas veces a su secretaria/compañera/desconocida etc?. Si de verdad te sinceras verás que no es tanta locura el upuesto anterior. Ahí el padre, además del adulterio, no ha cometido imprudencia alguna relacionada con la paternidad. Puede follarse a todo un cuarteto de música, al ejército de salvación y a las madres que las parieron y seguir siendo un padre ejemplar, educado y consecuente. No entremos en matices del tipo la paternidad incluye también el respeto a la madre, porque esto se haría interminable. A lo que voy, que cuando los hijos son una moneda de cambio y la razón se nubla a ambos contenidientes, la mujer tiene siempre las de ganar.
Y no puedo imaginarme un dolor así, saber que no puedes disfrutar, sufrir, crecer con ellos porque la vida en común con tu mujer se haya terminado, por la razón que sea.
Conozco un caso tan sangrante que me pone de malhumor con solo recordarlo. Es la historia de un matrimonio con una hija. La mujer se enamora de otro hombre cuando la pequeña apenas tiene un par de años. Abandona a la familia y se olvida de todo. Cuando se le termina el calentón o lo que fuera que la llevó fuera de su casa, quiere recuperar la custodia de su hija. Como la situación y precendentes no se lo pone fácil, comienza con un ejercicio de mentiras y acusaciones contra su ex-marido. Al final, como siempre, la justicia entiende que ante la duda, pese a lo comentado, siempre es mejor la madre. Y ahora el padre tiene las visitas restringidas y el corazón destrozado.
En fin, que como dice el encabezamiento, por uno hijo lo que haga falta y si eso supone agachar la cabeza, poner el rabo entre las piernas y que me canten "orejas de burro le vamos a poner", que lo hagan, que yo jugaré con mis hijos y todo me compensará.

MICROS

Pensó que cuando llegara un momento así todo sería más fácil, más natural, más lógico. En cambio, justo un segundo después del disparo, dejó de ver al asesino y pasó a ver al hombre muerto.

A.M. se vuelve a apuntar a las escenas, con su segunda elección.:

La genialidad surrealista de los hermanos Marx es inigualable. En EL HOTEL DE LOS LIOS el director del hotel anda puteando a Groucho durante toda la pelicula, en uno de los encuentros Groucho le dice al director " Cuando yo sea el dueño de este hotel a usted le hare botones, peor aun...le hare cliente".

14 de julio de 2008

FELIZ DÍA

Hemos empezado con los cumpleaños de los amiguitos de nuestro hijo. En clase deben de ser en torno a los diez niños, si a eso le sumamos primos y amigos, no encontramos con más de 15 cumpleaños al año. Es decir, una vez al mes, como mínimo, nos toca pasar la tarde en la piscina de bolas, porque ahora no hay cumpleaños que se precie que no tenga su piscina de bolas y su payaso. ¿ Qué ha sido de las medias noches de chorizo en casa?. Son tardes agotadoras, de 5 a 8 y media. Son agotadoras porque perseguir a tu hijo entre una treintena de niños y un millón de bolas no es nada fácil. Hay padres que se abandonan en la cafetería o en la charla, pero yo debo de ser un paranoico, y no me gusta perder a mi hijo de vista durante más de dos o tres minutos. No es que pueda ocurrirle algo grave, que bien puede serlo, pero no es eso lo que pienso, sino que creo que necesita de mi cercanía para organizar sus juegos y que todo discurra por cauces pacíficos...bueno, ¡ qué narices !, llamemos a las cosas por su nombre, es su padre el que necesita de la tranquilidad de saber que todo va bien. Son, además, por lo general, tres horas de pie, entre canciones infantiles que no varían de un cumpleaños a otro, entre niños que tampoco suelen variar, entre juegos que no difieren mucho del cumpleaños anterior. A nivel físico es demoledor, pero también lo es por el aburrimiento. Pero para ellos es un día especial, genial, divertidísimo, así que lo vivimos todo con la mayor de las sonrisas. Pero aun así, tal vez comience una campaña para la creación del "día anual del cumpleaños". Todos los padres de clase y todos los niños, como si se tratara de Los Reyes Magos, se juntan para hacer regalos los unos a los otros y para celebrar el gran cumpleaños general. Una orgía de bolas, globos, payasos, gominolas y tartas. Pero un día, un único día al año. Sé que no triunfaría la idea, pero también sé que no vamos a ganar la lotería y seguimos jugando, ¿no?

MICROS

Os dije que no era buena idea celebrar el aniversario del infarto con una fiesta sorpresa, comentó mientras la UVI se llevaba al homenajeado.

Mira, hermanito, mira que herida me he hecho con el gordillo de la piscina.

13 de julio de 2008

La portada del lunes no podía ser otra que el rostro de Nadal mordiendo la copa de Wimbledon. Para los que tuvimos la suerte de ir encontrando huecos par ver el partido, para los que adoramos este deporte de la raqueta, lo que se vio el domingo 6 de julio no tiene parangón. Fue un partido sublime, incalificable, arrebatadoramente perfecto, la fuerza y la técnica condensada en dos cuerpos tan diametralmente perfectos. En fin, una maravilla. También hemos sabido, terminado el curso, que tan solo 48 alumnos en toda España han objetado a la asignatura de la ciudadanía. Así que demasiado esfuerzo, demasiadas energías por parte del PP y la Iglesia para muy poca chicha. Y es que, al final, el día a día se impone y la lógica puede más que la euforia. Me decepciona, en la portada del martes, saber que fue cosa de Zapatero el frenar, en el congreso de su partido, el proyecto para suprimir los funerales de Estado. Le falta valor a este presidente para reflejar en actos lo que los votantes le dieron en votos: su confianza. Y le va a pasar factura, no me lo imagino una tercera legislatura. Conocimos a mediados de la semana la escalofriante historia de la venganza gitana, una joven de apenas 20 años secuetrada, torturada y violada por la familia de su ex pareja. Sin palabras se queda uno. Mientras tanto el drama de la inmigración, como gotitas de pimienta sobre nuestra tranquilidad, nos va regalando su realidad. Un día quince que llegan, otro tres que no lo hacen, dos que casi lo logran...

LA VIDA



EN EL FILO DE LA NAVAJA

La sombra volátil de una mirada
Lo ató de pies y manos.
Era el esclavo del turbio vacío
De un trópico que, muerto,
Arrojaba glaciares a su puerta.
Era duro abrirse paso en la nieve,
De modo que, tras quemar una noche
Su más postrer aliento,
Hubo de empeñar su maleta a saldo,
Y confinarse dentro;
¿Qué más hacer?
Pero a veces la escarcha
Se colaba en tropel por las rendijas
Y entablaba litigios con su frío.
Con la hiel de sus náuseas
Selló, entonces, las puertas y ventanas,
Y devoró el cristal de las bombillas
Hasta hacerlas guarida y laberinto.
Por último, cuando ya comenzaba
A sangrar por la boca,
Se cubrió con la piel de nueve abismos
Y, sin sueños ni fuego,
Se sentó a esperar, a esperar por siempre
Muy lejos de las rutas migratorias.
Y fuera, mientras tanto,
Era ya primavera.

11 de julio de 2008

PLACER

Media barra de pan. Ni tan siquiera recién hecho. Lo partimos por la mitad con suavidad, que no haya cortes bruscos y lo metemos al horno. No demasiado tiempo, lo justo para que su color blanquecino se torne dorado. Una vez fuera cortamos un diente de ajo y lo restregamos con energía sobre el pan. Después rociamos con alegría aceite sobre su miga dorada y con el dedo lo esparcimos bien para que toda la superficie reciba el oro líquido y se mezcle con el regusto al ajo que acabamos de regalarle. Mientras el pan ha estado en el horno hemos preparado dos o tres tomates, preferentemente algo maduros. Hemos quitado su piel y con un par de gotitas otra vez de aceite y un toque de sal, los hemos triturado hasta convertirlos en líquido. Una vez hecho esto y con el pan lleno de aceite, repetimos la operación, pero ahora con el tomate triturado, con tranquilidad, para que el pan pueda absorber perfectamente el nuevo elemento. Después podemos comenzar con el jamón, que previamente hemos comprado en un lugar de confianza y ya hemos catado numerosas veces, corroborando lo que nos ha dicho el charcutero está de cojones, jefe. Tenemos preparado nuestro cuchillo jamonero, que ha de ser fino y largo, además de estar convenientemente afilado. Procedemos al corte, cuyo objetivo son lonchas de entorno a los ocho centímetros muy, muy finas. En este proceso se permite, siempre que no entorpezca el objetivo final, ir catando el jamón, sobre todo aquellas lonchas que por su grosos no fueran apropiadas para el eventos. Se recomienda, eso sí, ser riguroso o nunca terminaremos de cortar jamón y de deicr, uy, esta demasiado gruesa, me la como.
Para este plato, si el corte ha sido el apropiado, nos bastará con diez lonchas que colocaremos cuidadosamente sobre una de las superficies del pan. Hemos de tener cuidado ya que para nosotros todo el pan es importante, y el reparto ha de ser salomónico y equitativo. Una vez enjamonada una de las rebanadas, colocaremos sobre el jamón la otra, a modo de tapa y apretaremos esperando que por los laterales salga el líquido sobrante. Para este habremos dejado pequeños trozos de pan que utilizaremos para limpiar el planto. Esto en España se llama mojiteo, entre otras acepciones.
Conjuntamente a todo este proceso, que denominaremos elaboración del bocata habremos metido una o dos cervezas en el congelador, esperando su punto exacto de frío, que debe estar en torno a los dos grados. Abriremos una de ellas, retornando la segunda a la nevera, para evitar así el engorroso y triste (perderíamos una unidad) proceso de congelación. Al gusto, esta bebida puede beberse en la propia botella o utilizar un vaso o jarra. Se recomienda, en el segundo caso, que el recipiente receptor esté convenientemente enfriado para no inutilizar el paso previo por el congelador de la cerveza. Servir con cuidado, para evitar generar espuma en exceso.
Una vez realizado todo el proceso, tanto la elaboración del bocata como la preparación de la cerveza, el plato está listo para ser comido.
Nota, para paladares más exquisitos y especiales, el bocadillo puede coronarse con un par de anchoas sobre las lonchas de jamón.
Si hay alguien al que, al leer esto, no se le ha hecho la boca agua es que no tiene sentimientos.

MICROS

Estoy harto. Harto de que cuando llegan estas fechas todo el mundo diga que va a tirarse a mi mujer.
FDO: El marido de Bartola.
Hoy el cultureta va de series. Nos quiere recomendar una reciente adquisición, que el define como una mezcla de Harry el sucio con Hannibal Lecter con ciertos toques de House. Se trata de la serie Dexter, un peculiar policía forense con afición, por ¿cómo decirlo?, una justicia muy particular. No quiere darnos más pistas, pero que asegura tiene los toques necesarios de intriga (la primera temporada es totalmente lineal y evolutiva, por lo tanto primordial ver los capítulos ordenados) de humor, relaciones personales. En fin, que tiene todos los ingredientes, y trasgredientes, necesarios para gustar al público actual. Ah, dice que si no estáis ya convencidos, que miréis, con mucha atención: escena de Dexter. Repite, mucha atención.

10 de julio de 2008

CONVERSACIONES SUEÑO

La comida es el mejor momento laboral. Ayuda la norma interna que hemos establecido por unanimidad el conjunto de los comensales: prohibido hablar de trabajo. Cualquiera que se acerca con un papel, con una pregunta, con una propuesta para firmar, es recibido con cierto recelo. Además de algún que otro incómodo silencio que el abrelatas Larrey suele romper con destreza, las conversaciones suelen ser de tres tipos que yo califico del siguiente modo: multimedia, que es cine-televisión-música-literatura. Anecdotario, donde cada uno cuenta las peripecias vividas, propias o ajenas, siendo estas las conversaciones favoritas de los lunes. Y el tercero, que es el que hoy me lleva a escribir: las conversaciones sueño.Este tercer tipo suele tener dos variantes fundamentales, ambas relacionadas con lo que está ocurriendo en ese momentos: comida y trabajo. Son conversaciones sueño porque nos elevan un poquito de la rutina, nos acercan a las nubes y nos dejan durante un ratito felizmente suspendidos en la fantasía. La que tiene que ver con trabajo seguro que es totalmente standard en miles de comedores laborales de España: la lotería. Una y otra vez nos imaginamos que haríamos si nos tocara el gran premio que nunca llega, ese viaje, ese coche, esa casa, esos no madrugones, ese vestidito de Prada, esa cámara reflex inalcanzable. En fin, que durante los minutos en los que hablamos y soñamos con los numeritos, nos dejamos llevar y somos ricos por unos deliciosos segundo. La otra variante me da que es más particular, la de la comida. Y es que, como si fuéramos naúfragos rompiendo cocos, hartos de algas y plantajos, nos imaginamos, recordamos, resaboreamos los platos comidos e imaginamos los platos por comer. En cierta medida es como cuando te levantas después de una mala noche, te reconforta pensar en lo pronto que te acostarás. Y esa es otra novedad en las conversaciones de ahora, cosa mía claro, el sueño, no el de dinero o de comer rico, sino el sueño, puro y duro, esa plomiza sensación de picor arenoso en los ojos. Lo malo es que yo me levanto y no pienso, ay, que pronto me acostaré, no tengo tanta imaginación.