25 de enero de 2013

PARADOS

Tú, que como yo, tienes la inmensa suerte de seguir trabajando, cuando te levantes el lunes, antes de empezar tu rutina laboral, dedica unos segundos a pensar. Imagina que te has despertado sin despertador, porque no tienes un trabajo al que llegar. Imagina que no tienes la obligación de vestirte con celeridad, de elegir la ropa adecuada, porque no tienes una empresa a la que acudir. Imagina que esto ocurre desde hace más de una semana, o dos, o un mes, o diez, o desde hace años. Imagina que esa sensación de desamparo que te acompaña, de forzosa inutilidad, de inactividad impuesta, te acompará ese lunes, y al día siguiente, y casi seguro un par de semanas después, y quién sabe si unos meses, o años...Imagina que además en la habitación de al lado duermen tus hijos, que cada día se van al colegio sabiendo que su padre, o su madre, no tiene trabajo al que acudir. Y que vuelven y sigues ahí, un día más, sin haber hecho "nada". Porque como escuché a una parada de larga duración ayer, a todo lo que os imaginéis que tiene el paro hay que añadirle el profundo dolor que supone que tus hijos vean día a día que no tienes un trabajo al que acudir. Cuando hagas ese ejercicio de reflexión y empatía necesaria, levántate y vete a tu trabajo. Y vívelo como lo que es, tener el número premiado en la lotería laboral. Yo lo hago, muchas veces, para no olvidarme de la inmensa suerte que tengo. Eso me ayuda a saber que nadie está ahí, en ese saco de casi seis millones de historias, por gusto. Cuando lo hayas hecho un par de lunes te dejaré opinar líbremente sobre los parados.

3 comentarios:

El Éxodo dijo...

No, no es una lotería, es un derecho. Un derecho arrebatado por las malas por la cleptocracía usurera y fascista que se ha instalado por estos lares. Así que no los que carecen de trabajo deberían -por mucho que puedea llegar a resultar inevitable- sentirse culpables -son las víctimas-, ni los que los tenemos unos afortunados. Y tampoco culpables. Eso sí, la reflexión y la empatía, la solidaridad, que no falten. Son imprescindibles para, si es que ya es posible, revertir este estado injusto y aberrante de las cosas.

Abrazos.

El Éxodo dijo...

"...Así que los que carecen de trabajo no deberían..."

Anónimo dijo...

top [url=http://swedenonlinecasino.com/]slots[/url] coincide the latest [url=http://www.realcazinoz.com/]online casinos[/url] free no set aside hand-out at the leading [url=http://www.baywatchcasino.com/]casino perk
[/url].