7 de marzo de 2013

ATEO ¿RECLACITRANTE?

Hace no mucho maté en un sueño a una persona a la que aprecio mucho. No quiero decir que el guionista de Morfeo Productions me convirtiera en un Hanibal Lecter sonmnoliento, sino que estaba muerto, sin más ¿Cómo lo sabía? Por la tristeza que veía en su familia, su mujer (mi hermana), mi otra hermana, sus suegros, todo ese dolor me lo hacía evidente y lo que es más significativo, en ese panorama yo descubrí que podía contactar con él en el Más Allá. Estaba viviendo una versión bastante cutre y desconcertante de Ghost. Evidentemente nueve de cada diez lectores de este blog elegirían a Demmy antes que a mí, y el otro, es mi madre. El muerto se empeñaba en explicarme que se encontraba bien, que le dijera a todo el mundo que dejara de llorar, que no pasaba nada, que eso del Más Allá estaba bastante bien. Y yo, ni corto ni perezoso, no me molesté en explicar mi propia tristeza, sino que quise saber más sobre su destino turístico definitivo. Ahora que lo pienso, si volviera a soñar lo mismo, lo primero que le preguntaría sería por el viaje, sobre todo ahora que andan con las huelgas en Iberia. El caso es que como su comunicación extra corpórea impactaba directamente sobre la línea de flotación de mi ateismo, pues suponía la aceptación de un ser superior que nos espera, prefería pensar que en aquello había truco. Y mi cuñado me explicaba como era el retiro eterno, y esa parte no logro recordarla, y mira que lo siento, porque me encantaría saber de qué va esa quinta columna creyente que todavía pervive en mi subconsciente. Lo que sí recuerdo es que tras las explicaciones me sentí desconcertado, no tanto por aceptar la existencia de un Dios, cosa que hice con cierta naturalidad, pese a mi ateismo recalcitrante, sino al saber que en el Más Allá había no sólo una conexión directa con el más acá, sino que viajábamos con el disco duro lleno de nuestros recuerdos. Eso me parecía aterrador. Es decir, que viajábamos a aquel espacio paradisíaco con el lastre de nuestra vida terrenal, a todas luces incómodo y peligroso, con tanto odio que anda por ahí en la vida efímera, poniendo en peligro el propio concepto del Paraíso, porque si en el mundo real a uno le encantaría rasparle la oreja a más de uno o tener un profesor al que chivarse cuando se encuentra con un macarra de los muchos que pululan, cómo resistir la tentación de pedir en la otra vida al que Todo lo Sabe que castigara a más de uno contra una nube a sujetar libros eternamente. Menudo trajín de rencillas. Todavía fui más lejos, cómo resistir la tentación de tirarle de la barba al mismísimo Dios y decirle eh, tío ¿tú de que vas? ¿es que no ves la que tienes montada ahí abajo? El sueño lo terminé de la única forma posible, despertándome, y dándome cuenta de que en mi sueño sí, había un Más Allá, pero ni de coña era el Paraíso.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Prettу sectіon οf content.
I јust stumbled upon your site anԁ in acсessiοn cаρitаl to asѕeгt that I aсquirе aсtuаlly enϳoyed account youг blog рosts.
Αny way Ι will be subsсribing to your augment and eѵen I achiеvement уоu access consistentlу rapidly.


Heгe іѕ my ωeblog: payday loans
My website - payday loans

Anónimo dijo...

http://www.maps.google.com/ - [url=http://www.wikipedia.org/]wiki[/url]
mail