19 de diciembre de 2013

MÁS ALLÁ DEL ÉXODO (El poeta de guardia)

El horror



Postrado como un perro

molido de cansancio,

me arrastro a contemplar

mi reflejo en las aguas

profundas del estanque.

Y al ver tanta amargura

deformándome el rostro,

me alejo, pavorido

y cobarde, envidiando

la suerte de Narciso.